martes, 10 de mayo de 2011

Métodos químicos de separación

Los métodos químicos de separación se utilizan para separar los componentes (elementos) de un compuesto. Se denominan “químicos” porque la separación transforma a la sustancia original (el compuesto) en otras sustancias distintas (los elementos constituyentes).

Durante una separación química las moléculas del compuesto se rompen (los átomos que forman la molécula se separan), lo que no ocurre con los métodos físicos de separación. Por lo tanto, los métodos químicos de separación son fenómenos químicos (reacciones químicas).

Los principales métodos químicos de separación son los siguientes:

Electrólisis: consiste en pasar una corriente eléctrica a través del compuesto, utilizando comúnmente una batería. Por ejemplo, si se aplica una corriente eléctrica al compuesto agua, se separa en sus elementos hidrógeno y oxígeno.


Calentamiento intenso: consiste (obviamente) en calentar el compuesto a una temperatura muy alta, utilizando comúnmente un mechero Bunsen. Por ejemplo, si se calienta el compuesto óxido de mercurio (muy tóxico), se separa en sus elementos mercurio y oxígeno.